HISTORIA

FISICA Y POLITICA

DE CHILE

ZOOLOGIA.

TOMO OCTAVO»

PARIS. IMPRENTA DE MAULDE RENOÜ,

Calle de Rivoli, 114.

HISTORIA

FISICA Y POLITICA

DE CHILE

SEGUN DOCUMENTOS ADQUIRIOOS EN ESTA REPUBLICA DURANTE DOCE AÑOS DE RESIDENCIA EN ELLA

Y PUBLICAD!

BAJO LOS AUSPICIOS DEL SUPREMO GOBIERNO POR CLAUDIO GAY

CIUDADANO CHILENO,

INDIVIDUO DE VARIAS SOCIEDADES CIENTIFICAS NACIONALES V ESTRANGERAS, CABALLERO DE LA LEGION DE HONOR-

ZOOLOGIA.

TOMO OCTAVO.

PARIS

EN CASA DEL AUTOR. CHILE

EN EL MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE SANTIAGO M DCCC LIV

FAUNA

CHILENA

MOLUSCOS

Animales destituidos de esqueleto articulado interno y anular y externo, y de aparato cerebro-espinal. Cuerpo des- nudo ó cubierto con una concha. Organos principales simé- tricos. Sistema nervioso compuesto de ganglios no reunidos en forma de una larga cadena mediana recta.

Los Moluscos forman una de las cuatro grandes divisio- nes del reino animal y se distinguen por la falta del esque- leto eslerior y porque el cuerpo está, con mucha frecuen- cia, encerrado en una concha caliza, y no en una especie de armazón compuesta de una serie de anillos soldados y móviles como se en el mayor número de los Anulares. Los principales órganos están dispuestos simétricamente á los lados de un plano medio regularmente curvo. Las especies son muy numerosas y se separan en dos gran- des subdivisiones, los MOLUSCOS VERDADEROS y los MOLUSCOS TUNICADOS ó MOLUSC0IDE0S.

ZOOLOGIA. VIH. m

2

FAUNA CHILENA,

MOLUSCOS VERDADEROS

Anímale» blandos, protegidos con mucha fre- cuencia por una especie de coraza calcaría lla- mada Concha. Sistema nervioso compuesto de muchos ganglios reunidos por los nervios. Ge- neración ovípara. Aparejo vascular muy desar- rollado.

Organización. Su sistema nervioso está compuesto de masas medularias, de las cuales la principal, que repre- senta el cerebro, está constituida por un ganglio cerebri- forme, rodeando el esófago y comunicando por hebrillas nerviosas con otros ganglios secundarios, esparcidos por las diferentes partes del cuerpo. Tienen la circulación completa, es decir que el corazón está provisto de un ven- trículo aórtico , superior al canal intestinal, situado entre las venas del pulmón y las arterias del cuerpo; algunos están provistos ademas de recipientes venosos á los cuales se ha dado, sin razón, el nombre de corazón pulmonario. Su sangre es blanca ó azulada. Los órganos de la respiración consisten las mes veces en agallas ó branquias, pero algunas especies tienen un verdadero pulmón y respiran el aire en su naturaleza. Los de los sen- tidos están en general poco desarollados. El del tacto no se egerce apenas por medio de órganos particu- lares, á no ser en las primeras especies, en las cuales se este tacto hacerse realmente táctil. El sabor parece existir en ellos sin que se pueda, sin embargo, señalar á este sentido el sitio determinado que ocupa. Lo mismo sucede poco mas ó menos con el olfato, que de Blainville dice reside en los palpos inferiores, en las espe-

MOLUSCOS. 3

cies de cabeza distinta , tales como los Gasterópodos, etc. —El órgano de la visión, muy complicado en las primeras especies, no existe mas que en estado rudimental en el mayor número, y falta enteramente en los acéfalos, salvo en un corto número. Pues recientes observaciones parecen probar que los puntos oculiformes, que se hallan en el borde del manto de los peines, y de algunos otros géneros vecinos, deben ser considerados como ojos. El oído, demostrado después de mucho tiempo en los Cefalópodos! ha sido igualmente verificado de nuevo en algunos Gaste- rópodos solamente, y parece faltar en el mayor número de ellos. Las funciones del nutrimiento son generalmente bastante complexas, y los órganos con ayuda de los cuales se ejecuta son bastante variados ; tienen una boca armada de quijadas y de lenguas córneas, algunas veces muy paten- tes y diversamente conformadas, que operan toda suerte de masticación y de degluticion; glándulas salivarías muy de- sarrolladas, un estómago sencillo ó múltiple, algunas veces revestido de piezas calizas ó córneas, assisten para dar á dichas funciones la actividad que piden los diferentes mo- dos de nutrimiento. El hígado siempre es muy conside- rable y muy dividido. Se observan diferentes modos de reproducción en los moluscos, los unos tienen el sexo distinto y separado, y entonces se distinguen individuos machos é individuos hembras ; otros tienen los dos sexos reunidos en un mismo individuo, pero necesitan una có- pula recíproca para satisfacer á la reproducción; enfin, hay otros que son verdaderamente hermafroditas y que bastan á si mismos.— -El producto consiste, lo mas general- mente, en huevos, sin embargo algunas especies son viví- paras; los huevoseslan rara vez sueltos y distinclos; en- tonces se ven provistos de una cubierta sólida caliza y

4 FAUNA CHILENA.

enteramente semejante á la de los huevos de pájaros, pero las mas veces están reunidos en grupos diversamente agregados y contenidos en cápsulas cartilaginosas ó cór- neas, ó simplemente envueltos en una materia viscosa. Las secreciones son bastante variadas ; los unos rezuman una materia mucosa que sirve á protegerlos, otros hilan una especie de seda gelatinosa con ayuda de la cual se suspenden en medio de las aguas, otros producen una materia córnea filamentosa llamada Byssus , que sirve á tenerlos adherentes á los cuerpos submarinos. Enlin, un cierto número hacen secreciones de una materia colorante tan pronto negra, como en los Cefalópodos, tan pronto amarillenta ; pero las mas veces de un bello color purpúreo, como se en un gran número de géneros de la familia de Purpuríferos. Pero de todas las secreciones la mas im- portante es seguramente la que produce el manto ó capa del animal, y á la cual se da el nombre de concha. Esta, que falta en cierto número de especies, es interna algunas veces, córnea y en cierto modo en estado rudi- mental en otras, pero en la mayor parte se muestra en es- tado calizo y bajo de formas sumamente variadas.

Considerados bajo el aspecto de sus costumbres y hábi- tos, los Moluscos dejan aun muchos puntos que aclarar; pero se puede decir que en general son animales muy lentos, pues cuando existe, su locomoción se limita á la natación y á la reptacion; la primera no tiene cierta ener- gía sino es en los Cefalópodos dibranqueos ; en cuanto á la segunda, que es sobretodo su modo de translación el mas frecuente, es en general muy poco activa, y se hace ordi- nariamente con una excesiva lentitud; añadimos que gran número de especies viven fijadas ya momentánea- mente, es decir con la facilidad de moverse para ir á

MOLUSCOS. 5

fijarse en otra parte, ya constantemente y por toda la duración de su vida. Pero hay un modo de vivir para algunas especies que es muy notable, y que aun hoy dia es muy difícil el explicar, y es el que consiste en la facul- tad que tieuen de vivir en las piedras ó en la madera , cavándose una habitación.

Con respecto á la morada, los Moluscos son ó terrestres ó acuáticos ; los primeros respiran el aire natural y viven tan pronto en sitios muy secos, tan pronto en lugares hú- medos. — Entre los segundos, unos son igualmente pul- monados y respiran el aire natural; solamente en este caso, habitan en agua dulce poco profunda, porque están obli- gados á subir frecuentemente á la superficie del líquido, afín de satisfacer al acto de la respiración; pero la mayor parte de los Moluscos viven en el seno de las aguas ya fluviales ya marinas, y en este caso, están provistos de un aparejo respiratorio que consiste en agallas, y se hallan bajo todas latitudes desde la región la mas boreal hasta las mas tropicales ; estas últimas sin embargo son general- mente mas variadas de color y mucho mas numerosas en especies, pero, como se por las otras clases de ani- males, cada pays presenta una forma especial, y si se ven algunas especies ocupar una grande extensión de zonas diferentes , se puede decir que solo sucede excepcional- mente, y con la mayor frecuencia para especies pelágias ; por lo demás no se puede negar que regiones muy lejanas pero situadas bajo latitudes semejante ó poco mas ó me* nos, presentan cierta analogía en su forma malacológica , y si no se hallan absolutamente las mismas especies, se encuentran á lo menos formas vecinas. Asi , respecto á Chile, que debe ocuparnos mas particularmente, hallamos un cierto número de especies propias á este pays que dan

6 FAUNA CHILENA.

á su forma una fisionoraia especial, y luego oirás especies que se vuelven á encontrar en otras costas americanas.

Independientemente de las especies vivientes, tenemos que dar á conocer los restos de las que se hallan en estado fósil en los diferentes terrenos de Chile; veremos que es- tos fósiles pertenecen á muchas escalas geológicas y nos ayudaran sobretodo á aclarar la cuestión relativo á la pre- sencia ó á la ausencia de los terrenos jurásicos en Amé- rica, cuestión que aun no estaba fuera de duda apesar de lo que ya habiamos escrito en el Araucano, y que los nuevos documentos que poseemos nos permiten decidir ahora con toda seguridad.

Los Moluscos verdaderos se dividen en cuatro grandes clases, como sigue :

CEFALOPODOS. Tienen varios órganos de locomo- ción pegados al rededor de la boca en forma de tentáculos ó de brazos. Tales son las Jibias, los Pulpos, etc.

TER0P0D0S. Los órganos de la locomoción están situados en cada lado del cuello y tienen la forma de remos.

GASTEROPODOS. Tienen un solo órgano locomotor en la parte inferior del cuerpo en forma de pie ó disco carnoso. Los mas están cubiertos con una concha de una sola pieza ó valva. Tales son los Caracoles de mar y de tierra, los Locos, etc.

ACEFALOS.— Muy fáciles á distinguir porque no tienen cabeza y están envueltos dentro de una concha de dos piezas, rara vez de muchas. Tales son las Tacas, los Cho- ros, las Navajudas, etc.

CEFALOPODOS

Los Cefalópodos tienen un cuerpo de forma mas ó menos alargada ó globulosa, y ordinariamente provisto de aletas laterales que soporta una cabeza redonda bastante vo- luminosa, provista por los lados de dos ojos muy grandes, cuya estructura es casi tan com- plexa como en los animales superiores ; esta cabeza está coronada de brazos ó tentáculos carnosos cónicos mas ó menos largos, reuni- dos á su base en forma de una especie de em- budo grande, en el fondo del cual se halla la boca ; estos tentáculos que son ademas de nu- mero y forma variables, están siempre provis- tos de ventosas, con frecuencia muy numero- sas y diversamente armadas, por medio de las cuales estos animales agarran su presa ad- herente á los cuerpos submarinos, y ejecutan ademas con ellas movimientos de locomoción ,

Los Cefalópodos son, entre todos los moluscos, los que íienen una organización mas elevada, y los que presentan

8 FAUNA CHILENA.

órganos variados y mejor desarrollados. El órgano respiratorio consiste en una ó dos pares de agallas situadas en lo interior del cuerpo ; estas agallas son de forma trian- gular y recortada como la hoja de un helécho. La grande vena cava luego que se halla entre ellas , se divide en cada una y da en ventriculos carnosos situados á su base, los cuales tienen por objeto el impeler á ellas la san- gre. Las venas branquiales concurren á un ventrículo único, situado hácia el fondo del saco; este ventrículo lleva la sangre á la aorta desde la cual se difunde por di- versas arterias en todas las partes del cuerpo. La respira- ción se ejecuta por medio del agua que penetra en el saco por dos aberturas anchas practicadas en la parte anterior del cuerpo, y que, después de haber satisfecho al hemato- sis, sale por un tubo carnudo situado delante del cuello; este tubo, llamado el embudo, sirve ademas de salida al canal intestinal, asi como también á diferentes productos de secreciones. Los órganos de la digestión consisten en una boca cercada de labios, guarnecida de p pillas y armada de dos quijadas córneas muy fuertes y arqueadas, poco mas ó menos semejantes al pico de una cotorra; la lengua está herizada de puntas igualmente córneas. El esófago está hinchado como una suerte de buche y da luego en un tragadero muy espeso y también desarrollado como el de un pajaro ; á este gaznate sigue un estómago mem- branoso, con la mayor frecuencia formando espiral; el hígado, muy voluminoso, vierte la bilis en él por dos con- ductos; el intestino sencillo, y poco estenso, sube hácia la parte superior del cuerpo, y llega á abrirse como un rec- tum que desemboca en el embudo. Por este mismo em- budo es por donde se arroja á fuera una secreción parti- cular á estos animales, la eual consiste en un licor negro

MOLUSCOS.

9

producido por una glándula especial , y que le sirve al animal para enturbiar el agua del mar al rededor de él, afín de sustraerse á las persecución es de sus enemigos, 6 para ocultar las emboscadas que prepara á la presa con que se alimenta. El sistema nervioso presenta en los Cefalópodos un desarrollo que no se en los demás mo- luscos. Su cerebro ó á lo menos el ganglio que hace sus veces, está encerrado en una especie de cavidad cartilagi- nosa que ha sido comparada al cráneo de los animales superiores; este centro nervioso da primero, de cada lado, un cordón bastante grueso que se dirige á los órganos de la visión, en donde se divide en un gran número de fila- mentos ópticos ; después en filamentos que se dirigen á los diferentes órganos de los sentidos, y enfin, en cuanto al cuerpo propiamente dicho, se en la parte superior del saco un enorme ganglio , en forma de pie de ganso, de donde salen numerosos filamentos que dan ani- mación á los diversos órganos. El ojo está muy de- sarrollado, y formado de las mismas membranas, de los mismos humores y, en una palabra, de las mismas par- tes que en los animales superiores; está cubierto por la piel que se hace delgada y transparente al pasar sobre él, y que forma algunas veces entorno pliegues que simu- lan una especie de párpados. El oido forma uná pe- queña cavidad situada á cada lado del cerebro, y en la que no se hallan canales semi-circulares y si solo un saco membranoso que contiene un pequeño otolito. La piel, muy contráctil y dotada de una suma sensibilidad, puede, á voluntad del animal, cubrirse de rugosidades; es muy rica de vasos y es el sitio de una circulación areolaria que permite al animal el cambiar de color instantáneamente según que recoje ó dilata, acumula ó rarifica la materia

10

FAUNA CHILENA.

colorante contenida en el tejido areolario y que se llaman manchas cromatóferas. Los sexos en estos animales están separados; la hembra lleva ovarios situados en el fondo del saco, dos oviductos conducen los huevos al em- budo de donde salen arrojados á fuera ; estos huevos están tan pronto sueltos y envueltos en una materia córnea, tan pronto reunidos por una materia viscosa y por grupos ó por masas cilindricas. El macho tiene su testículo situado igualmente en la parte posterior del cuerpo; da en un canal diferente que termina en una verga carnuda bastante gruesa, situada á la izquierda del ano. La copula tiene lu- gar hacia la primavera, y entonces se encuentran fre- cuentemente dos individuos pegados uno á otro por la faz inferior de sus brazos , y adherentes fuertemente por me- dio de sus ventosas.

Los Cefalópodos son todos animales marinos muy vo- races, y hacen una guerra encarnizada á los pescados, y sobretodo á los crustáceos, que buscan mas particular- mente ; su agilidad es extremada; los unos nadan con velo- cidad, y se arrojan también afuera del agua, al modo de ciertos pescados ; otros andan ó se arrastran en el fondo del mar, ó por la playa, sirviéndose de sus brazos. Se en- cuentran en todas las mares, pero principalmente en las re- giones templadas y en las cálidas. En general son nocturnos, y su carne la comen los habitantes pobres de ciertas cos- tas; el negro que despiden por secreción, se conoce por el nombre de sepia, y podría ser hasta cierto punto em- pleado en pintura.

Los Cefalópodos están tan pronto desnudos, tan pronto provistos de piezas cartiloginosas ó calizas diversamente conformadas, situadas en lo interior ó en lo exterior del animal, y sirven ya de punto de apoyo al sistema muscu-

MOLUSCOS. 1 1

lar, ya de cuerpo protector. En un grand número de espe- cies existe una verdadera concha sirviendo á alojar el ani- mal en totalidad ó en parte; esta concha es ademas suma- mente variable según los géneros y las familias; tan pronto es sencilla unilocular y rollada en forma de espiral, tales son las Argonautas; tan pronto, al contrario, está divi- dida interiormente por un gran número de tabiques atra- vesados por un sifón, tales como los Nautilos, las Espiru- las, las Amonitas, etc.

Los Cefalópodos, muy numerosos y de muy varias es- pecies, están divididos en dos órdenes, los Dibranquios ó Acelabulíferos, y los Teírabranquios ó Sifoníferos.

ORDEN I.

DIBRANQUIOS.

Los Cefalópodos dibranquios ó Acetabulíferos son animales cuyo cuerpo está las mas veces des- nudo. Tienen dos branquias, una en cada lado, y la cabeza está separada de ocho ó diez brazos provis- tos de ventosas en su cara interna.

Según el número de brazos, estos animales se dividen en dos familias, los de á ocho y los de á diez.

I. OCTOPODOS.

Cabeza coronada de ocho apéndices ó pies muy largos, guarnecidos de ventosas en toda su extensión. Cuerpo pequeño, mas ó menos redondo y despro- visto de aletas en los lados.

Por la conformación de su cuerpo, los Octópodos son mucho menos ágiles que los Decápodos. Así se les vivir mas par-

12

FAUNA CHILENA.

ticularmente en las costas arrastrándose ó andando por la playa por medio de sus brazos. Guando nadan se ponen con la cabeza abajo, el cuerpo arriba justamente por causa del vo- lumen de su cabeza y sobretodo de los brazos , cuyo peso es mas considerable que el del cuerpo mismo. Estos brazos, ade- mas de su longitud y su fuerza, presentan también la ventaja de estar revestidos de ventosas sésiles ocupando toda su lon- gitud, lo cual les permite aplicarlos con mas energía á los cuerpos de que quieran asir; la fuerza con la cual estos ani- males adieren así por medio de estas ventosas es tan grande, que si llegan á coger á una persona, es muy difícil desprenderse de sus garras, y hay frecuentemente que cortar los brazos al ani- mal para hacerle soltar. Esta particularidad es bien conocida de los pescadores que se aprovechan de ella para pescar ya grandes crustáceos, ya los mismos Pulpos. Los Octópodos son animales muy carniceros que se alimentan sobretodo de pes- cado y de crustáceos á los cuales dan una caza tan destructora que su presencia en ciertas costas se hace una verdadera cala- midad para los pescadores á quienes causan mucho perjuicio. Se hallan en todas las mares, pero particularmente en las re- giones cálidas y en las templadas. El número de sus especies es bastante considerable.

X. PULPO. OCTOPUS,

Corpus bursiforme, postice obtusum. Os termínale, brachiis octo, elon- gatis, conicis circumdatum, cotyledonibus brachiarum sessilibus, muti- cis, seriebus dispositis. Os dorsale intemum plerumque nullum vel miuimum.

Octopus, Laraarck, Cuvier et auctorum.

Los Pulpos tienen el cuerpo carnudo, pequeño, bur- siforme, sin expansiones laterales en forma de aletas ; la cabeza es ancha, y lleva á sus lados dos ojos chiquitos protegidos por un pliege de la piel que hace veces de párpados; esta cabeza está rodeada de ocho brazos ó apéndices tentaculares muy largos, cónicos, todos poco mas ó menos iguales y guarnecidos en su faz interna de

MOLUSCOS.

13

dos séries de ventosas sésiles dispuestas sobre dos filas paralelas, pero las mas veces alternas. La piel del cuerpo es frecuentemente rugosa y está sembrada de verrugas ó de zarcillos carnudos mas ó menos desarrollados, según el estado de quietud ó de irritación del animal; esta piel está ademas coloreada por mancbas mas ó menos pronun- ciadas que pueden pasar del encarnado súbido casi bruno al blanco de leche, según la voluntad del animal, ó mas bien, según las impresiones que recibe.

Los Pulpos, por causa de la excesiva longitud de sus brazos y del grueso de su cabeza, nadan con el cuerpo trastornado y progresan en el seno de las aguas rechazando y causando en el líquido ambiente reacción del agua contenida en el embudo; como su cuerpo está des- provisto de aletas, la natación tiene poca actividad en ellos, y asi se les las mas veces arrastrarse por la playa, y aun también andar sir- viéndose de sus brazos con grande velocidad. Viven ademas aislados y ordinariamente escondidos en las fragosidades de los peñascos ace- chando su presa, asiéndola y devorándola con un anhelo que demuestra su instinto evidentemente carnicero. El número de las especies es muy considerable y se hallan esparcidas en todas las mares, pero mas par- ticularmente en las regiones templadas y en las cálidas. Algunas se encuentran en una muy grande extensión y son por decirlo asi cosmo- politas. Se halla una de sus especies en las costas de Chile.

1. Octo&ua JFontainei.

0. eorporc magno, ovali, verrucoso, rubro-violaceo, capite longiore; bra- chiis longis incequalibus, inferioribas Ion gioribus ,basi membrana junetis.

O. Fontainei, D'Orb. Voy. Amér. merid., lám. 11, fig. 5. -Sepia Octopedia Molina.

Animal de cuerpo bastante voluminoso, bursiforme, mas ó menos óvalo, poco cubierto por delante, superado de una ca- beza mas estrecha que él, llevando en los lados ojos salientes muy pequeños, cercados de arrugas profundas que forman ver- daderos párpados, estando estas provistas de una expansión carnuda bastante saliente; los brazos son mediocremente alar- gados, casi iguales, siendo los dos inferiores solamente un poco mas largos ; todos están reunidos en su base por una membrana

14

FAUNA CHILENA.

ancha que abraza poco mas ó menos la quinta parle de su lon- gitud, y están cargadas en toda su extensión de ventosas muy aproximadas y alternas. El tubo ó embudo es corto y ancho. Toda la superficie del cuerpo está cargada de asperezas verru- gosas. El tinte general es de un encarnado subido que pasa al violado por encima, mas pálido por debajo y entre los brazos. Cuando lo irritan, segun dice M. d'Orbigny, toma un color aun mas subido y se pone casi negruzco. Las dimensiones son : del cuerpo, 6 pulg. h lín. 1/2; del saco, 1 pulg. 10 Un. 1/2 ; del brazo, h pulg. 6 lín.

Esta especie semeja mucho al Octopus vulgaris, tiabita todas las costas del mar Pacífico, desde Chile al Perú.

II. ARGONAUTA. ARGONAUTA .

Corpus bursiforme, postice obtusum, capite a quoque latere oculis pro- minentibus instructo ; os termínale brachiis ocio circumdatnm , daobus superioribus membr anacéis, dilatatis, lestam ampleclaníibus. Testa uni- valvis, unilocularis, tenuissima, papyracea, involuta; spira bicarinata, carinis tuberculatis.

Argonauta, Linneo, Lam , Cuv., etc.

El animal del Argonauta tiene la misma conformación que el pulpo, y como este, tiene el cuerpo obtuso por atrás bursiforme : su cabeza es ensanchada lateralmente por dos ojos muy salientes; la boca está rodeada de ocho brazos guarnecidos de ventosas en toda su extensión, sola- mente dos de estos brazos, los superiores, son ensancha- dos en anchas membranas delgadas por medio de las cuales el animal abraza su concha lateralmente y la retiene asi pegada á su cuerpo.

La concha es delgada , transparente y de un hermoso blanco ; está rollada en forma de espiral y es unilocular. Su superficie está cubierta de costas longitudinales ó de tubérculos, y su parte dorsal está adornada de una doble

MOLUSCOS.

15

carena tuberculífera. La abertura es muy ancha, sus

bordes son delgados, cortados y sensiblemente flexuosos.

La organización general de las Argonautas difiere poco de la de los Pulpos; en todo caso presenta ciertas particularidades que los han hecho célebres por causa de las discusiones de que han sido el objeto, asi es que el modo de adherencia, por decirlo asi, fuera de la regla, del animal con su concha,, habia hecho creer á algunos naturalistas, céle- bres á justo título, que el animal que se hallaba en dicha concha no era él mismo su verdadero constructor, y que vivia en ella como pa- rásita, á la manera de los crustáceos llamados Bernardo el hemita, que se encuentran en efecto frecuentemente alojados en conchas de las que se han apoderado, después de haber devorado al animal. Esta opi- nión, sostenida con calor por grandes naturalistas, está hoy casi aban- donada. Estos animales Pelágios se encuentran en la superficie del mar, en donde nadan con velocidad cuando el tiempo está sereno, por- que tan pronto como hace mal tiempo, el animal repliega una parte de sus brazos en su concha y se deja ir al fondo del agua, ó á lo menos á una cierta profundidad. Se encuentran en las mares de países cá- lidos ó templados, y la especie la mas común (Argonauta Argo. Lio.), ocupa un horizonte geográfico de una muy grande extensión, pues se halla en el Mediterráneo, en el Océano Atlántico, en el Pacífico, en casi todas las costas de América. Chile recibe algunas veces la visita de dos especies particulares que vamos á describir.

1 . Argonauta Man,»»

A. testa párvula, involula, tenui , nítida, albido-fulva ; rugís latera libus Icevissimis; dorso lato; carinis remotis; tuberculis crassioribus utrinque mar- (jinaíis ; apertura lata.

A. Hians, Soland., etc. Arg. nítida, Lamk., Anim. inv , 3.

Concha pequeña, de un tinte general amarillo ó amarillento, delgada, muy lisa y luciente, enrollada en misma, teniendo sus costados ligeramente convexos y adornados de arrugas ó de costas transversas poco alzadas, obtusas y muy lisas ; el dorso, muy ancho, llevados carenas distantes, cada una guarnecida de una ringlera de grandes tubérculos poco aproximados y anchos por su base. La abertura es grande y muy ancha ; los bordes son flexuosos, pero no extendidos lateralmente como arillos.

La forma ensanchada de esta especie, como también las costas obtusas y apenas alzadas que la adornan, la distinguen mas particularmente de sus congéneres ; ademas, su aspecto liso y amarillento le da un facies que

16

FAUNA CHILENA.

la hace muy fácil de distinguir. Se encuentra algunas veces en las costas de Chile, á donde viene á encallarse, pero parece que es principalmente en las costas del Océano atlántico, hácia los 34° sur, en donde habita con mayor abundancia.

2. Argonauta tuberculosa.

A. testa magna, involuta, tenui, alba, rugís lateralibus transversas per se- riem tnberculiferis ; carinarum tuberculis eminentioribus , conicis, laxiuscu- lis; apertura lata , basi biauriculata, auriculis divaricatis.

A. Tuberculosa Lamk., Anim. inv. A. Raiucyathus, Gray. Octopes varíe - gatus, Blainville.

Concha bastante grande , ancha , hinchada , rollada en misma, la última vuelta abraza todas las demás; las paredes late- rales son convexas y están cubiertas de costas que parten del ángulo ombilical irradiándose hácia la periferia; estas costas, primero simplemente flexuosas, se transforman en granulaciones bastantes gruesas, dispersas por series; el dorso está revestido de una doble carena, formada por dos ringleras de tubérculos muy salientes, cónicos y ligeramente comprimidos. La abertura es ancha, los bordes son arqueados y terminados hácia la espira por arillos.

Esta concha, muy elegante y de un bello blanco de leche, es conocida vulgarmente por el nombre de Grano de arroz, precisamente á causa de su blancura y de las granulaciones de que está cubierta. Está esparcida en todo el mar de la India, en el Océano atlántico y el Gran Océano. Es muy conocida en las costas de Brasil, en Bahia, etc. M. Broderip la indica como habiendo sido hallada en Cbiloe.

II. DECAPODOS.

Los Cefalópodos de esta familia tienen el cuerpo mucho mas alargado, cilindrico cónico, bien sepa- rado de la cabeza, y provisto lateralmente de dos aletas mas ó menos extendidas, formadas por un re- pliegue de la piel, y sirviendo para la natación; la cabeza sale de lo interior del cuerpo, al cual adiere por un muy grueso pedúnculo ; esta cabeza lleva á los lados ojos mas ó menos grandes pedunculados y muy bien organizados ; está superada de ocho tentá-

MOLUSCOS. J7

culos ó brazos, sésiles, cortos, poco mas ó menos iguales, y revestidos de ventosas, luego en los costa- dos, de otros dos mucho mas largos, pedunculados, y retráctiles en parte al interior del cuerpo, según la voluntad del animal ; estos brazos, delgados y cilin- dricos en casi toda su extensión, están ensanchados hácia su extremidad, la cual lleva ventosas que por lo general están pedunculadas y sostenidas en lo inte- rior por un círculo córneo frecuente y diversamente armado de dentellones ó de ganchos que dan á estos órganos una potencia mucho mayor.

En todos los Decápodos se halla en el espesor del dorso una pieza tan pronto caliza, tan pronto córnea, variando de forma según los géneros, y acabando por constituir, en ciertos casos, una verdadera concha. Si se atiende á su desarrollo en los dife- rentes grupos de esta grande familia, se que, reducida á una simple lámela córnea en los Calamares y géneros vecinos se pone caliza y espesa en las Jibias, comienza á ahuecarse en una especie de cavidad en los Belópteros , los Belemnitas, y enfin constituye una concha perfectamente conformada y enrollada en espiral , tanto en los Espirulirostros como y aun mejor en los espirulos. Los Decápodos, en general, por causa de la forma alargada de su cuerpo, y sobretodo de las aletas de que están provistos, son muy ágiles y nadan con mucha velo- cidad; se les vé, en efecto, no solamente moverse en el seno de las aguas, sino también levantarse á muchos metros encima déla superficie del mar; nadan en una posición normal, ya horizontal, ya vertical, la cabeza arriba y el cuerpo abajo. En cuanto á lo demás de su organización, esta semeja enteramente á los Cefalópodos Octópodos, y como ellos, secretan un licor negro muy abundante. Se nutren con pescado y moluscos. Viven en bandadas numerosas y ejecutan así viages frecuentemente muy largos. Se encuentran en todas las mares, pero sobretodo en las regiones templadas y en las cálidas. Las costas de Chile nos ofre- cen muchas de sus especies pertenecientes á diferentes géneros.

Zoología. VIII. a

18

FAUNA CHILENA .

I. ONICOTEUTO. ONICHOTEUTHIS.

Corpus elongatum, cylindricum, posticé acutum, aüs triangularibus exceptis ; capite breve, oculis pañis mobilibus; brachüs sessilibus ocio cotyledonibus instructis, brachüs pedunculatis duobus longioribus unci- nis munitis. Ossiculo interno tenui, corneo, pellucido, a Mere com- presso.

Onychoteuthis, Liehst. - Onykia, Lesueur. - Calmar a griffés, Bl.

Animal de cuerpo alargado cilindrico, truncado por de- lante, acuminado en su parte posterior en los costados de la cual existen alelas triangulares, transversales, no al- canzando nunca á la mitad del cuerpo. La cabeza es corta, revestida de ojos bastante pequeños, móviles y libres en sus cavidades orbitales, protejidos por párpados lijos y no contráctiles ; los brazos sésiles, en número de ocho, son iguales ó poco mas ó menos; llevan en toda su extensión dos ringleras de ventosas pedunculadas ; los brazos retráctiles, en número de dos, son largos, cilindri- cos, ensanchados en su extremidad libre; esta está pro- vista de ventosas, algunas de las cuales están armadas de zarpas.

El huesecillo interno es delgado, córneo y alargado en forma de pluma ; está mas ó menos comprimido lateral- mente, y terminado con frecuencia en su parle inferior por una suerte de vasito ó copita.

Los Onicoteutes forman un género muy netamente circunscrito que se distingue sobretodo por las zarpas ó los ganchos de que están pro- vistos sus brazos, y son sobretodo los brazos pedunculados ó retráctiles los que están armados de ellos ; estos esian ademas provistos por de- bajo de estas zarpas, y á la base de la porra formada por la extremidad ensanchada que tienen, de ventosas pequeñas muy aproximadas las unas á las otras, y que M. d'Orbigny ha llamado Paumarias, porque le sir- ven al animal para acercar y mantener reunidos sus dos brazos de ma- nera que opone las zarpas unas á las otras, como los dedos de una mano, de donde le resulta la posibilidad de asir y retener los cuerpos que se hallan á su conveniencia. Asi lo ejecuta con los animales de que

moluscos. 19

se nutre despedazando con ayuda de su pico ó de sus quijadas, la presa que agarra entre sus zarpas. Nadan con mucha velocidad, ejecu- tando movimientos muy rápidos y arrojándose aun también afuera del agua. Todos son pelagios, rara vez se Ies acercarse al litoral de los continentes, y cuando se les halla en ellos, es porque una fuerza mayor, tal como un golpe de viento, los ha llevado á allí. Viajan por bandas numerosas, pero solo durante la noche, y seles distingue por la fosforescencia que toman algunas veces. Se encuentran en casi todos los países cálidos, las mares de la India, el Mar Pacífico y el Océano Atlántico.

Según las indagaciones de M. d'Orbigny, la Sepia Unguiculata de Molina pertenece á este género, pero por causa de la descripción in- completa hecha por este autor, y sobretodo por causa de los informes errados que nos ha dejado, no se puede decir que esta sea precisa- mente la especie que él ha mencionado bajo este nombre.

i. Oityehoteu litis jperatoptera.

O. corpore elongato , subcylindraceo , albido-translueido, ncbris maculis contractilibus variegato; oculis superne cceruleis ; capite mediocri ; brachiis sessilibus longis, vix inmquulibus , retractilibus tribus seriebus acetabulorum munitis, seria externa unciferá; ossiculu interno lato, penniformi.

D'Orbigny, Voy. Amér. mer., lám. 3, flg. 7.

Animal de cuerpo alargado , subcilíndrico , mas ancho en su parte superior la cual está truncada, la posterior es acuminada y lleva en los costados dos aletas delgadas y escotadas. Estas aletas son estrechas, angulosas, y se estienden bastante arriba sobre el saco. La cabeza es corta, tan ancha como el cuerpo; está provista lateralmente de dos ojos móviles hundidos en pár- pados anchos no retráctiles. Los brazos sésiles son casi iguales, los inferiores solamente son un poco mas largos, y todos están provistos de ventosas pedunculadas ; los brazos rectracliles son poco mas ó menos tan largos como el cuerpo, ensanchados en su extremidad, formando una suerte de porra, Ja cual está re- vestida de tres ringleras de ventosas sencillas, y de una rin- glera de ventosas armadas de zarpas. Estas zarpas son largas y agudas. El tubo anal ó el embudo es muy corto y hace salida afuera del saco. El huesecillo es delgado, córneo y en forma de pluma bastante ancha. El color del animal es blanquizco, con manchas de un encarnado súbido, mas numerosas y mas anchas en la parte superior del cuerpo y de la cabeza ; son estas manchas,

20 FAUNA CHILENA.

al contrario, mas pequeñas en las aletas, los costados del cuer- po y', en los brazos- superiores. Se deja ver una mancha ancha, azul deultramar encima de cada ojo. Dimensiones : longitud total, 3 pulg. 6 lín.; id. del saco , casi 1 pulg. 5 lín. 1/2 ; diá- metro de id, casi 7 pulg. ; aletas abiertas, casi 1 pulg. 5 lín. 1/2.

Esta especie, también bastante rara, se halla en las costas de Chile y y en las de la isla de Juan Fernandez.

II. OMASTRXPO. OMMASTBBPHES.

Corpus elongaium plus minusve cylindraceum , posticé acuminatum, sublusplanum, alislatistriangularibus; oculis pedunculalis, mobihbus; brachiis decem, quorum duobus longioribus retractilibus, ad exiremita- tem dilatatis et cotyledonibus instructis ; colyledone intus comeo ct dentaío. Ossiculo interno, elongato, angustissimo, posticé caliculo mumto.

Ommastrephes, D'Orb. - Calmar, pan., Lam. - Calm. fleches, Blainv.

Animal de cuerpo alargado, cilindrico, terminado poste- riormente por un cono agudo en los lados del cual existen dos aletas triangulares muy anchas y en forma de rom- boide mas ancho que alto ; la cabeza es tan ancha como el cuerpo, y lleva á los lados dos ojos pequeños móviles y libres en su órbita ; los brazos sésiles, mas ó menos iguales, están revestidos de dos ringleras de ventosas pedunculadas, sostenidas en lo interior por un círculo córneo , armado de dentellones; los brazos retráctiles son de mediana lon- gitud , ensanchados en forma de paleta á su extremidad, la eual está provista de dos ó cuatro ringleras de ventosas igualmente pedunculadas y armadas lo mismo que las otras.

El huesecillo interno forma una lama córnea, delgada, estrecha, sin expansiones laterales, y está terminada infe- riormente por un vasito ó capucho cónico mas ó menos grande.

Este género, creado por M. Al. d'Orbigny á expensas de los Calama- res, habia sido, en cierto modo, presentado por M. de Blainville que reunía las especies que lo componen, bajo la denominación de Calama- res-flechas; estas especies son en general de grande talla, la extensión

MOLUSCOS.

21

de sus aletas les permite nadar con mucha velocidad y aun levantarse fuera del agua. Tienen el aparejo visual muy desarrollado. Son noc- turnos y se nutren mas particularmente de moluscos. Habitan todas las mares desde la región ecuatorial hasta los polos. Se encuentran sobre- todo con abundancia en las regiones templadas y en las frias; en Tierra- Nueva, por ejemplo, su abundancia es tal, que los pescadores se sirven de ellos como cebo para la pesca de la merluza. Las especies son age- nas á las costas de Chile, pero no es raro ver encallar á la especie que sigue después de ciertos golpes de viento.

1. O nunast repites yigtts.

0. corpore longo , cylindraceo , posticé acuminato, superne violáceo, inferné subflavo, pinnis longioribus qaam altioribus, rhomboidalibus, aculé angulatis; capite brevi;brachnssessilibusincequalibus, laleralibusinferioribusbrevioribus, a latere membranis munitis; brachiis pedunculalis extensis, in extremo di- latatis, acetabulorum quatuor seriebus munitis ; ossiculo interno longo, tenui, in caliculum conicum inferius desinente.

D'Orbigny, Voy. Amér. merid., lám.4, (Loligo gigas), an Sepia tunicata, Molina ? Vulgarmente Jibia.

Animal de cuerpo alargado, cilindrico, acuminado posterior- mente, aplastado por encima, truncado por delante y provisto en el borde del saco de una escotadura poco marcada. Aletas grandes, formando un rombo mas ancho que alto, de ángulos laterales agudos; cabeza muy corta, tan ancha como el cuerpo é hinchada lateralmente por ojos grandes óvalos, libres y mó- viles entre los párpados; estos son delgados y están provistos por delante de un ángulo lacrimal bastante bien marcado ; la boca es grande y está armada de una quijada córnea volumi- nosa, muy fuerte, comprimida lateralmente y terminada á su extremidad por un gancho agudo. Los brazos sésiles son largos y desiguales, los laterales inferiores son mas cortos y están re- vestidos lateralmente de expansiones en forma de aletas; todos están provistos de dos ringleras oblicuas de ventosas peduncu- ladas conteniendo en su interior un círculo córneo dentellado ; los brazos retráctiles están ensanchados á su extremidad en forma de una especie de porra triangular , revestida lateral- mente de expansiones membranosas y provista de cuatro rin- gleras de ventosas mas ó menos grandes, según el rango que ocupan, siendo las del medio las mas anchas. El embudo ó tubo

22

FAUNA CHILENA.

anal es de forma de corazón deprimido y sinuoso en su con- torno. El huesecillo interno es muy delgado, fuertemente acha- tado, realzado de tres costas longitudinales salientes, y termi- nado á su extremidad inferior por una copita en forma de ca- pucha. El animal es violado claro por encima, con una faja negruzca en el medio del dorso ; el debajo es de color de rosa pálida; una mancha longitudinal azul de ultramar adórnala parte superior de los párpados. Dimensiones : longitud total, 4 piés, 6 pulg. 9 Un.;— id. del saco, 1 pié, 7 pulg. 7 lín.; diámetro, h pulg. 6 lín ; aletas estendidas, 1 pié, 3 pulg. 9 lín. ; altura de dichas aletas, 9 pulg. 9 lín.

Según el señor d'Orbigny, esta especie podria ser muy bien la que Mo- lina ha nombrado Sepia tunicata; en todo caso, la descripción demasiado incompleta hecha por este autor deja todavia alguna incertidumbre en este punto. Su habitación es en los mares del Océano pacífico y al po- niente de las costas Valparaíso, etc.

III. CALAMAR. I.OI.IGO.

Corpus elongatum, cijlindricum, basi acutum, alis subquaurangulari- bus munitum; capite disjuncto; brachiis decem, quorum duobus longio- ribus retractilibus, ad extremitatem dilatatis et colyledonibusinstructis. Ossiculo interno corneo, pellucido, penniformi.

Lonco, Lamarck, Cuvier, etc., etc.

Animal de cuerpo alargado cilindrico, truncado en su parte anterior, acuminado posteriormente y revestido en las partes laterales de aletas muy grandes que ocupan mas de la mitad de la longitud del saco, y forman algunas veces un romboide regular, pero que son con la mayor frecuencia redondeadas y mas altas que anchas ; la cabeza es pequeña; los ojos son fijos, inmóviles en sus órbitas, sin párpados y cubiertos por la piel de la cabeza muy adel- gazada en este silio; esta cabeza está rodeada de diez brazos de los cuales ocho son sésiles, desiguales, siendo los laterales inferiores los mas largos, los superiores los mas cortos ; estos brazos están revestidos de dos ringleras de ventosas pedunculadas, ocupando toda su extensión ;

MOLUSCOS.

23

ios brazos retráctiles, en número de dos, son muy largos, ensanchados á su extremidad libre la cual lleva cuatro rin- gleras de ventosas pedunculadas igualmente revestidas interiormente de un círculo córneo.

El huesecillo interno es peniforme, delgado, córneo transparente, y se compone de un tallo mediano en forma de bóveda, estendido lateralmente como expansión mas ó menos ancha ; su parte inferior está lanceolada sin copita.

Los Calamares gozan en el mas alto grado de la facultad de mudar subitamente de color ; las manchas cromatóforas, de las que la piel esta muy rica, se estienden ó disminuyen por decirlo asi, según la vo- luntad del animal, y le hacen pasar asi del tinte rosado, que tiene ordi- nariamente á un color violado mas ó menos súbido, sobretodo cuando está bajo la impresión de una emoción viva ; también se les igual- mente en estas circunstancias arrogar su licor negro, y envolverse en una suerte de nube á favor de la cual se escapan de la persecución de sus enemigos. Nadan con bastante velocidad, aunque bajo este aspecto, los Onicoteutes y los Omastrefos les sean superiores ; como á estos, se les arrojarse afuera del agua, pero á pequeña distancia de su super- ficie. Concurren á las orillas del mar, sobretodo en la época de poner huevos, la cual succede ordinariamente en la primavera, y lo hacen poniendo los huevos en el nido por grupos cilindricos, fijados en los cuerpos submarinos. Entre las especies americanas, hay la siguiente que se encuentra mas particularmente en las costas de Chile.

1. Jtjotigo €¡tthi.

L, corpore elongato, subcylindraceo, albido,rubrismaculis punctato; pinnis parvis rhomboidalibus vix partem dimidiam posteriorem corporis occupanti- bus, largioribus quam altioribus; capite mediocri; brachiis sessilibus, incequa- libus, lateribus inferioríbus omnium longissimis, pinnis internis rnunitis; bru- chiis retractilibus longis, in clavam angustam terminatis, quaterne serie ace- tabulorum inozqualium munitis ; ossiculo interno elongato penniformi. L. Gahi.

L. Gahi, D'Oibigny, Voy. Amér. merid., Moll,,\&m.3,&g. 1-2. Vulgarmente Jibia.

Cuerpo alargado, casi cilindrico, marcado en medio del dorso de una costa saliente correspondiente al huesecillo interno ; aletas pequeñas ocupando un poco menos de la longitud del cuerpo; son mas anchas que altas, y forman un romboide de ángulos obtusos ; la cabeza es corta, hinchada lateralmente por

24

FAUNA CHILENA.

la salida de los ojos; los brazos sésiles son largos y desiguales, los laterales inferiores son los mas largos, y están revestidos